Las raices

Sencillamente, es algo que no se puede explicar, a pesar de que ahora, en medio de la madrugada, me afane en intentaroslo explicar. Puede que en el trayecto de camino a la tierra de mis padres, fuese contando los pueblos que faltaban para llegar al mío. Puede ser que sea que aquí la ensaladilla me sabe mejor. Puede ser que veo las casas encaladas y siento que algo me falta. Puede ser que escuche el acento de sus gentes y me olvide que nací en otro lugar. Puede ser que lo entiendas o que pienses que he perdido la cabeza. Puede ser que no haya nada como la dehesa que me pueda emocionar. Puede ser que el 8 valga más que el ochenta, y puede que me haya vuelto a enamorar. Sí, de pasear por esas calles, de sus gentes, de mi gente, de sus bares, de su forma de no concebir mi mar. Puede ser que sean los atardeceres, o puede que sean los horizontes sin explorar. Puede que sean tus cenizas y tus miserias, puede que sea ese sabor amargo, puede que no sepa echar la vista atrás. Puede que seanbmis raíces. Puede que si tu estuvieras aquí, no me supiera marchar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s