Gente especial para un día especial

Hoy es un día especial.

Hoy hemos ganado los buenos. Hoy se ha escuchado la voz que clamaba en el desierto. Hoy han ganado los silencios de esperanza a la angustia y a la ansiedad. Hoy no era día para lamentos, y si ha caído alguna lágrima, ha sido de felicidad. No sabéis lo feliz que me siento, aunque se que esta batalla ganada es el principio y no el final, pero mejor empezar ganando, que luego en campo contrario siempre es difícil remontar. Y hoy me acuerdo de los buenos, los que están y los que no están. Me acuerdo de todos aquellos que pelearon con uñas y dientes aferrándose a esta cosa tan maravillosa que pasa mientras respiramos. Me acuerdo también de todos aquellos que no se ven pero que dedican gran parte de su vida a buscar soluciones y allanar los caminos para la victoria final. Desde quien tiene la vista pegada a un microscopio hasta a la enfermera que te acaricia con dulzura la frente en el momento peor. Cómo superviviente, quiero daros las gracias. Hoy hablaba con un amigo que no sois gente corriente, que sois gente especial, que estáis hechos de otra pasta. Sé que como individuos cada uno es de su padre y de su madre y tiene, evidentemente, su propia individualidad, pero creo que no me equivoco si os digo que han sido en los hospitales dónde he encontrado esas dosis de humanidad tan pura que hace que uno se reconcilie con la especie.

Pues si, hoy es un día muy especial y muy feliz. Gracias a “vosotros” por ayudarnos a existir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s