Los Buenos

Si los poetas nos marcan las líneas a seguir, como pasajeros seguimos el sendero infinito que nos lleva al horizonte más lejano. Caíste como el ángel bueno lleno de soles. Pocas palabras y gesto sincero, guante de seda y puño de hierro. Quedaban las copas de vino y los manteles manchados, miradas cómplices y una caja llena de silencios. Fundaste la esencia por ser más que el verbo, la forma de andar siempre fue tu norma. Perdimos tantas veces que solo nos guardamos las victorias, porque perder contigo era mejor que ganar la mejor de las batallas. Ahora nos viene el huracán a fastidiarnos la calma soñada. Sabemos lo fuerte que pega el viento, sabemos que somos los buenos y nos hemos ganado el derecho de escribir el final que nos dé la gana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s