Los bajos fondos

Desde donde no se ve, desde donde nadie encuentra, desde el abismo te busco para comprobar que sigue existiendo aquello que me hace respirar cada día. Sí, te escribo desde los bajos fondos porque es el espacio que habitamos, haciendo un poema de aquello que otros llaman vivir. Aquí, en la oscuridad, no se está tan mal, aunque supongo que eso te lo debo a ti, que sacas lo mejor de mi. Sí, porque nadie como tú sabe sacarme esa sonrisa en el peor de los días. Hoy es uno de esos días, y me has hecho llorar de la risa, pero no solo eso, me has acariciado por dentro y me has abrazado el alma como solamente tu sabes hacer. Me enciendes dándome luz y energía, y ya las tinieblas dejan de serlo. Y me alegra tanto el saber que estás ahí para lo bueno y para lo malo que solo espero poder corresponderte y no fallarte, aunque no se me de bien esto…
Estoy aquí, delante del teclado y miro hacia atrás y pienso en la historia que hemos escrito a base de dejarnos mucho corazón en ello, y me doy cuenta de la suerte que tengo. Anda todo el mundo por las calles pensando en que quiere esto o lo otro y yo que solo deseo tenerte a mi lado, y cuanto más mejor. Supongo que para saber apreciar la luz, debes haber vivido antes en la oscuridad, y en los bajos fondos brillas como la estrella que guía mi camino a un futuro prometedor.
Gracias por existir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s