Cansancio

Hoy no me encuentro muy bien, aunque eso no es del todo una novedad. No se si es que está cambiando el tiempo, o que los días son más cortos, pero la cosa es que no descanso bien. Sí, me duermo pronto y duermo mis horas, pero me levanto agotado ya de buena mañana y no os quiero explicar la sensación que tengo cuando llego a casa y me lanzo sobre el sofá. Os prometo que no soy capaz de moverme, y no es en plan depre, es que estoy físicamente agotado. No os voy a negar que tengo mis problemas y bueno, para cada uno sus problemas son grandes porque básicamente son los suyos, pero miro a mi alrededor y me doy cuenta que no estoy sólo en eso de estar realmente jodido. Hay gente allegada a mi que está pasando por trances que son evidentemente dolorosos, pero veo a amigos y amigas que se acercan a mi y en confianza me cuentan que no lo están pasando nada bien, y lo peor, no son pocos. Unos me hablan de sus inseguridades y me siento plenamente identificado, porque he estado en sus zapatos, otros me hablan de que se sienten solos, y también me siento muy cercano a ellos, porque se bien que significa eso de sentir la soledad cuando estás rodeado de gente. Otros me hablan de que, nada más y nada menos, se sienten simplemente mal, no se si significando esto un preludio a la depresión o la corroboración de la misma, y los que me conocéis sabéis que ya transité ese tortuoso camino. Que menos que no sentir empatía y preocupación por ellos, porque cuando uno ha padecido los rigores del sufrimiento quisiera fulminar o cuanto menos mitigar la angustia que estos estados provocan. A todos ellos intento transmitirles optimismo, o cuando menos, hacerles saber que me tienen a su lado, pero cuando estás en una situación límite es difícil acudir a quien te tiende la mano. Sí y también lo entiendo, porque yo lo he hecho también, quizás por pudor o vergüenza de no querer admitir a gente que quería y quiero que estaba en esa situación. No es fácil hablar, no es fácil siquiera mirar a los ojos a alguien y simplemente reconocerle que estas mal. No es fácil encajar ese abrazo, pero bueno querido/a lector/a, querido/a amigo/a mío/a, ya lo sabes, aquí estoy. No se si ganaremos la batalla, pero te puedo garantizar que no vas a luchar sólo… Y yo quejándome de que estoy cansado…

Anuncios

2 thoughts on “Cansancio

  1. Desde que no estoy en FB nos comunicamos menos, pero sigo tus posts, no todos pero sí bastantes, en ese ejercicio de desnudez existencial en que nos muestras tus zonas frágiles y sensibles. Yo también he transitado por esos meandros de desolación, de modo que puedo acercarme a lo que cuentas. No bastan enviar ánimo y casi se puede decir que es inútil este buen deseo. A ver si me acerco un día y podemos charlar un poco. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s