Carta de amor abierta

Esta carta de amor que hoy te escribo nace del inminente miedo de perderte. Por eso es tan importante y tan urgente que te diga estas palabras que se gestan entre el estómago la cabeza y el corazón. Te escribo como último recurso y ante el pánico atroz que me producen los tiempos que corren, porque no hago más que darme cuenta de los ataques que sufres a diario de otros que dicen quererte… Si me refiero a aquellos que manchan tu bandera con colores ajenos y que intentan hacer de esta tierra tan fértil, su parcelita particular. Si tierra mía, te quieren desmembrar, levantar fronteras, rodearte de alambre de espino y dejarte a tu suerte en medio del mar. Y si, esa masa convergente que grita enfurecida consignas que ni comprenden envueltos en una bandera, sin saberlo, te va a traicionar. Qué pena me da verte así, tú que fuiste ejemplo para oriente y occidente hoy estás partida por la mitad… Y son heridas que no se curan fácilmente, y lo que hicieron la herida huirán del barco como ratas… ¿Y qué nos quedará? Quedaremos el pueblo, como el juguete roto y desvencijado de un niño egoísta y caprichoso que se ha cansado de jugar. Y en el aire flotaran las discusiones, las familias divididas, el vernos sin futuro y a la deriva mientras ellos, la misma burguesía rancia de siempre lo ve todo desde arriba… Ellos no se acercaron nunca a las cloacas, ni limpiaron el fango cuando esta tierra no era tan prospera. Fueron las sudorosas espaldas de nuestros padres las que hicieron crecer esta tierra tan hermosa a la que me gusta llamar hogar… Sí, porque yo que te quiero libre y sin cadenas no te quiero separar… Es curioso, todo el mundo habla de unirse y hay quienes dicen que se van, y dicen que les roban desde las Españas aquellos que se guardan los Euros en Qatar… Que tristeza más grande me produce solo el pensar que tendría que sacar el pasaporte para ir a ver a mis primos cuando pase por las Casas de Alcanar. Que tristeza más grande ver como somos tan estúpidos de olvidar lo que hemos vivido juntos y ponemos como justificación, algo que ni siquiera pasó como lo cuentan, y que si pasó, fue 300 años atrás… Que vergüenza ver a los del 3% mentirnos y diciendo que ellos nos van a llevar al paraíso terrenal, que nada de lo que ha pasado ha ocurrido, y que nunca más nos volverán a robar… Que lamentable ver haciendo el indio al señor Mas cuando nos jugamos el pan y la sal, o quizás mucho más, y no responde cuando se le pregunta cuanto vale la fiesta y ¿esto dónde nos va a llevar? Y siguen envueltos en sus banderas y sus cantos de sirena que no nos llevan a Itaca sino a embarrancar, y yo me pregunto, Cataluña, yo que te quiero tanto ¿Quién te defenderá? Y me acuerdo de los hijos de esos que hicieron tanto por ella y solo espero que no traicionen el sacrificio que hicieron para traernos la libertad, y que no nos dejen flotando en medo de este mar nuestro a la deriva, porque llegado ese momento nadie nos va a salvar. Por eso el domingo, yo voy a salir a votar, porque me viste nacer y te quiero no te voy a separar…

Anuncios

2 thoughts on “Carta de amor abierta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s