Aral

Caminaba por la orilla de lo que un día fue el mar, y se me perdía la vista en un desierto inmenso. Caminos que no llevaban a ningún lugar y esqueletos de barcos varados en mitad de la nada. Al caminar te encontrabas cosas inimaginables, como una antigua muñeca desvencijada, latas de conserva oxidadas y una botella con un mensaje. Al abrir el corcho salió de la botella un aroma pestilente y al tratar de sacar el papel que había dentro este casi se deshace. Al desenrollar el papel veo escrito lo siguiente: Я здесь. Si, Я здесь, es decir, que no tengo ni idea de ruso ni se leer el alfabeto cirílico. Guardé la botella y el mensaje como un tesoro y lo metí en la maleta. Ya tocaba volver. Cuando ya estaba en mi ciudad y desembalé me encontré de nuevo la botella. Conocía a una chica de Polonia que hablaba Ruso , así que fui a verla. Le enseñé mi tesoro y ella lo miró con cara de asombro. Le pedí que lo abriera y que descifrara el misterioso mensaje. Я здесь quería decir “estoy aquí” y viene a pronunciarse (libremente) como Yasdez. Ahora ya tenía una traducción de aquellos extraños caracteres, pero el mensaje me parecía de lo más misterioso. ESTOY AQUÍ… Y qué querría decir aquello. Significaba que alguien esperaba a alguien, que quería captar su atención o simplemente, que la persona emisora del mensaje se reafirmaba en sus posturas, en su inmovilismo… Demasiadas cuestiones para solo una corta frase… Pero bueno, ante mensajes enigmáticos, es mejor siempre tener cerca una botella.

Anuncios

2 thoughts on “Aral

  1. Un cuento que tiene su interés.

    He abandonado, como probablemente, habrás visto, Facebook. He eliminado mi cuenta definitivamente. Es una pena por la parte que me llevaba a mantener contacto con numerosos exalumnos cuya vida podía seguir allí. Pero se me llegó a hacer insoportable. Mis opiniones demasiado sinceras me exponían más de lo conveniente. Una cosa es opinar en un blog y otra en Facebook. No quiero opinar de política y menos catalana. Sé lo que voy a votar y eso basta. Es como un patio de vecindad donde nos observamos todos. Y el conjunto me saturó. Vivo más libre sin Facebook. Ahora frecuento Twitter donde hablo fundamentalmente de educación. Lejos de allí.

    Recibe un abrazo. Algún día me pasaré por tu lugar de trabajo para saludarte. No quiero perder el hilo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s