Escapar VIII (Nessun Dorma)

image

Poco a poco se acerca el momento de decir adiós a eso por lo que luchamos durante todo el año. Hay quien le llama vacaciones. Yo le llamo libertad. Sí, porque son los días en los que no funciona el despertador y que uno come cuando tiene hambre y se va a dormir cuando tiene sueño, y sobretodo, uno puede dedicar todo su tiempo a encontrarse. Hay lugares que invitan más a la introspección que otros y paisajes como el de la foto ayudan a darnos cuenta que el hombre puede construir aeropuertos, autopistas, catedrales pero no puede competir con la naturaleza. En lugares como este uno se siente pequeño, y los problemas, en consecuencia, tienen una dimensión acorde a la perspectiva del paisaje. Así que este año me he dedicado a encontrarme y veremos en el futuro si fue o no con éxito. Atrás quedan las conversaciones, los paseos, los silencios y la lluvia, y perennes en la memoria los recuerdos. Al principio me planteaba este viaje como una huída, como una desintoxicación de la droga más dura que jamás descubrí. Pero no ha sido así. Al buscarme y encontrarme busqué entre mis sentimientos y encontré que hoy todos los caminos me llevaban hacia ti. He descubierto que es imposible escapar de algo que amas y no puedes dejar atrás. Es inevitable no volver a los mismos lugares que ya has visitado si tu corazón te devuelve a ellos. Así pues, he de volver, y afrontar la realidad. Toca ponerse la armadura y afrontar lo que venga dado. Haremos camino, y algún día, puede que algún día, nuestros caminos se encuentren, como se cruzan los ríos

image
Confluencia de los ríos Ara y Cinca en Ainsa

Y puede que no, que nuestras vidas sean dos caminos paralelos que nunca más se crucen… Dicen que el tiempo es el olvido y que un clavo quita a otro clavo, y otros dichos que pueden tener sentido para otros, pero no para mi. Es cierto que con el tiempo se curan las heridas pero siempre queda una cicatriz. Esa marca indeleble queda de por vida en la piel, para que no olvidemos que es lo que la provocó. Yo no quiero olvidarte, y no pienso olvidarte, pero eso no quiere decir que pueda seguir así.
El sol se ha puesto, y brillan más que nunca las estrellas. La luna hace de testigo a esta despedida. No quiero dormirme, porque se que al amanecer ya todo se abra acabado. Es inevitable, volvemos a casa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s