Lo más grande

No, hoy no voy a hablar de ti, ni de ti, ni tampoco de ti, ni de ninguno de vosotros que pueda leerme. Hoy voy a hablar de lo que es verdaderamente importante, o mejor dicho, de quien es verdaderamente importante. A lo mejor no viene a cuento pero ayer fui a ver Inside Out, la cual me pareció una obra maestra. Trata sobre los sentimientos y del funcionamiento de nuestro cerebro y el funcionamiento de nuestras emociones, y lo hace de una manera muy acertada, pero a un novel básico. Hay sentimientos fundamentales que no aparecen reflejados en la película, como pueden ser el amor. Este sentimiento fundamental provoca sensaciones como la que estoy experimentando ahora mismo al escribir estas lineas. Ahora mismo siento una tremenda sensación de ahogo y un nudo en el estómago que hace que me sienta realmente mal. También os confesaré que hoy he llorado más que en todo el último año junto. Y no, no me avergüenza decirlo, ha sido por amor. Hoy llegué a casa al mediodía atribulado por la amalgama de problemas cotidianos que me atormentan y pajas mentales varias que me agilipollan cuando he leído un mensaje de mi mejor amiga en el que dejaba entrever que uno de sus hijos tenía un problema serio. En seguida he intentado contactar con ella y con su marido y también gran amigo y afortunadamente he podido hablar con él. Miquel es un ángel que tiene diez mesecitos y ya ha tenido que vérselas en una situación bien complicada en un quirófano. Miquel está fuera de peligro, pero no he podido evitar pensar en la angustia que han pasado mis amigos, que para mi son más que eso, pero sobretodo me he imaginado al pequeño Miquel teniendo que afrontar este trance siendo tan pequeñito. De repente me vino a la cabeza , no hace un año si quiera, cuando lo cogí por primera vez en brazos y era tan frágil que me daba miedo a romperlo… También recordé hará un mes y algo lo enorme que está y lo guapo, y la sensación de paz y de tranquilidad que me regalaba al sostenerlo y acercarlo a mi pecho. Recuerdo olerle la cabeza y sentir que nada podía oler mejor que él. Pues si, de repente me he echado a llorar sin consuelo alguno y no se bien por qué. Supongo que es porque lo quiero, lo quiero tanto , que solo teclear esta palabras hacen que mis ojos se humedezcan, y sí, ya no me acuerdo de mis mierdas de problemas no de mis tristes pajas mentales… En mi cabeza solo hay sitio para ti, para tus padres y tu hermano. Todo lo demás me sobra porque aunque sea un tío postizo penoso y un amigo desastroso, os quiero con toda mi alma y si os pasara algo a alguno de vosotros no creo que mi maltrecho corazón lo soportara. Hoy no he podido ir a veros porque necesitáis descansar, y hasta que mañana no te vea se que este maldito nudo en el pecho no se va a marchar… Ayer en la película, uno de los mayores aciertos que vi es que la tristeza desempeña un papel fundamental… Y es verdad… Si no sintiera lo que he sentido no sabría que os quiero tanto…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s