Aunque tú no lo sepas

Recorriendo el camino hacia lo imposible, envuelto en ensoñaciones y sudor, dando vueltas en la cama, allí nos encontramos, varados en la playa, haciendo equilibrismos para justificar que las noches sigan siendo interminables. Sí, ese es el camino, lleno de baches, polvo y soledad… Mirando hacia el techo controlando la respiración para calmar la ansiedad. Siguiendo los nueve pasos en busca de la calma, esa calma imposible porque tu no estas, y se queda vacío ese espacio intangible que no ocupa tu cuerpo en mi cama. Parpadeo y los ojos se me humedecen. Me convenzo a mi mismo de que todo esta bien aunque no lo esté. La mente me da vueltas y todo circula tan deprisa en mi cabeza… Se me amontonan los recuerdos y recuerdos que no lo son. Me detengo a disfrutar momentos que nunca han pasado y probablemente nunca van a pasar. Me muevo en arenas movedizas, lo se, pero ni puedo ni quiero hacer nada para evitarlo. Soy un yonki de ti así que busco el silencio para calmar este horrible síndrome de abstinencia, y las distancias se disparan, pero yo, recaigo, y vuelvo a buscarte, y hago todo lo posible para llegar a ti. Escribo algo en esas horas en las que debería estar prohibido escribir, y digo cosas que no debería decir. Te echo de menos, aunque no lo entiendas, y aunque tú no lo sepas, lo voy a seguir haciendo, aquí callado, pasando noches sin poder dormir, pensando en ti, esperando que quizás algún día, al girarme en la cama encuentre tu cuerpo, y seguro, porque estoy muy seguro de ello, encontraré también la calma…

Y aunque tú no lo sepas, si estoy callado no es por no hablar contigo, sino porque a veces se que te lo diría todo, y soy consciente de que no tienes porque escuchar según que cosas sin querer escucharlas. Aunque tú no lo sepas te quiero demasiado como para saber elegir cuando debo apartarme de tu lado, aunque sea un minuto, unos días o unos años. Se que no lo estás pasando bien y puede que yo no esté a la altura de la situación, pero créeme, lo estoy intentando, así que perdona si parecí que no estaba, pero pero era solamente que me estaba esperando, esperando estar en condiciones para poder darte algo, y no quitarte el sueño, que la vida es demasiado complicada, como para estar dando vueltas en la cama, atribulado y sudando.

Y si  ahora que ya lo sabes, y no entendiste nada de lo que te estoy contando, puede que nunca sepas que me volví un poco loco y que aún me ando buscando. Que mi vida nunca ha sido fácil como yo tampoco lo soy y que hago estas cosas de vez en cuando. Por eso que ahora que ya lo sabes sin saber y yo se que nada se te lo seguiré explicando, para que sepas que no me fui, que solo estaba contigo… aunque tú no lo sepas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s