La Nespresso, la Tiqui Y Moulin Rouge (o cómo sacar algo mejor que un conejo de un bombín de Sabina)

Hace unos diez días que tuve un buen susto con mi vieja moto
https://elfalsojohnboy.wordpress.com/2015/06/03/sin-frenos/
a la que llamo la Nespresso, porque la pobrecita esta hecha una cafetera. La cosa es que a pesar de que sentimentalmente va a ser muy duro desprenderme de ella, ya que he vivido momentos muy divertidos cabalgando las calles de Barcelona y Cornellá subido en ella, ha llegado el momento de dar paso a otra moto que la sustituya. Y como las cosas vienen solas en la vida me comentó mi amiga Ana que vendía su moto, una Kymco Yager 125 GT, que va de maravilla, y bueno, la cosa ha venido rodada y hemos convenido que me la queda y que va a ser la sustituta de mi venerada Nespresso. Para Ana su moto también es algo muy especial y está muy unida a ella y por eso también la tiene bautizada. Ella la llama la Tiqui, así que si ya tiene nombre, a estas alturas no se lo vamos a cambiar. Ayer fui a casa de Ana a por la moto, ya que me la dejaba un día para que pudiera probarla. Cuando fui a recogerla, charlando me comentó que el Sábado iba a ir a ver un pase en VOSE de Moulin Rouge en el que había animación y Karaoke, en el que todo el público cantaba las canciones de la película. A mi que me encanta Moulin Rouge, así que le comenté que sería un placer ir y me dijo que precisamente le sobraba una entrada y que me invitaba. Así pues hoy fui a devolverle la moto y le confirmé que me la quedaba, y estuvimos comentando varios aspectos, como, por ejemplo, que la llave no tiene asidero para poder cogerla a un llavero, y le pregunté si tenía otra llave, y me dijo que no, pero que ella nunca había perdido la llave, y que ella estaba convencida que La Tiqui atraía la buena suerte y que no iba a perder la llave. Bueno. Así quedó la cosa, citándonos para la noche para ir a ver Moulin Rouge. Me comentó que había que ir caracterizados al estilo de la película, y fui a los chinos a buscar una chistera (el presupuesto está limitado, que hay que pagarle la moto a Ana), pero no la encontré, así que llevaba sólo mi pajarita y mi americana con una camiseta con una calaveras. Ana si que iba mucho más al estilo Moulin Rouge con una Boa que desprendía plumas por doquier y una diadema que le daba un toque retro-chic muy guay, pero yo notaba que me faltaba algo para  estar a la altura de mi acompañante y me sugirió que un amigo guardaba sus cosas en una de las habitaciones de su piso, y que tenía sombreros. Le pedí permiso a Juampi, el dueño de los sombreros, y como era previsible, no tenía ningún sombrero de copa, pero sí que encontré entre su numerosa colección  un bombín que según me había contado compró en un concierto de Sabina. Así pues, debidamente pertrechados, nos fuimos a ver Moulin Rouge a lomos de la Tiqui conducida por Ana. La sesión fue de lo más divertida, con Photocall, animación y un ambiente espectacular… y de Moulin Rouge, que decir…


Así, que como no podía ser de otra manera, lo pasamos en grande cantando como locos las canciones de la película. Salimos pasada la una del cine y hacía una noche fantástica para dar una vuelta. Nos sentamos en un parque y estuvimos charlando un buen rato, y cuando ya era la hora de irnos y volvíamos hacia la moto Ana me comentó que me acercaba a casa con la moto a lo que le contesté que estaba acostumbrado a acompañar a las chicas a casa pero que nunca una chica me había llevado a casa a mi, y me dijo que hoy iba a ser la primera vez, pero que tendría que llevar yo la moto pues no sabía llegar hasta Cornellá. Cuando llegamos a la moto me dio las llaves, pero solo pude abrir la del candado inmovilizador de la moto. La llave del contacto no estaba…

Ana empezó a mirar entre todas sus pertenencias y yo hacía lo propio en mis innumerables bolsillos. Nos faltó desnudarnos en mitad de la calle, lo cual no era muy relevante, pues estábamos en mitad de una zona de copas y discos de ambiente y había chicos y chicas orinando por doquier y vomitando en un estado lamentable… pero bueno, a pesar de la minuciosa busqueda, la llave no aparecía. Decidimos volver hasta el banco donde habíamos estado sentados charlando por si acaso, aunque sabíamos que era imposible que pudiera estar allí, y durante el camino yo estaba obsesionado con la frase que le había dicho a Ana hacía escasas horas sobre el hecho de disponer de una única llave de la Tiqui. Resignados deshicimos el camino. Sin darnos cuenta ya eran casi las tres de la mañana y pasamos de nuevo delante de la moto. Yo la miraba y me preguntaba dónde y en que momento había podido desaparecer la llave. No había otro remedio que coger el metro y dejar a la Tiqui bien asegurada con sus candados de seguridad bien puestos en todo el centro de la ciudad. Empezamos a caminar hacia el metro y cruzando la esperando en un semáforo para cruzar la Gran Vía, un chico se puso a vomitar en una papelera justo a nuestro lado. Nos apartamos, pero aún así, y a pesar de que el chico tuvo la consideración de buscar una papelera para depositar sus fluidos, desprendía un olor muy desagradable. El semáforo se puso en verde y Ana utilizó la bolsa dónde estaba el bombín para usarla al uso de abanico. De repente veo cómo a Ana le cambia la cara y coge, mete la mano dentro del bombín y como si de una maga se tratara sacando un conejo va y saca la llave. Sin duda, quizás no es el mejor truco de magia de todos los tiempos, pero creedme, que la cara de asombro de los dos quedará ya para siempre para ambos en nuestras retinas como una prueba irrefutable de que la Tiqui no es cualquier moto, es una moto especial, y que sin duda, me va a dar muchas alegrías. Evidentemente, Ana me ha traído a casa con la Tioqui, y sí,  se ha cumplido el hecho de que ha sido la primera chica en hacerlo. ¿No es fantástico…? Aún no es mía y ya no solo es que me ha ganado, sino que me ha dado una primera aventura que contar. Espero que esto signifique para la Tiqui y para mi el buen augurio de una larga y bonita amistad. Gracias Ana por hacerlo posible, una noche inolvidable…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s