Cuando John encontró a Janet

Fue en un pueblo con mar una noche después de un concierto o tal vez estaba al final de la barra de un innombrable blog de carretera… Es lo que tiene llevar sobre los hombros una cabeza llena de neuronas muertas, la cosa es que ella estaba allí, perdida en la nada intangible del ciberespacio. Poco más que ceros y unos si le quitamos todo el romanticismo a la cosa, pero yo no podía apartar mi mirada virtual de ella. Y es que era imposible no hacerlo… Era como una Diosa Vikinga, con la tez blanquecina y llena de pecas y el pelo del color del sol, con una mirada poderosa que te robaba el alma, porque en el fondo, sólo con mirarte, ya se la había ganado y era de su propiedad. Suelo hablar de terremotos cuando hablo de los momentos de impacto de mi vida, pero aquello hubiera reventado todos los sismógrafos. Fue como una bomba nuclear positiva, dónde en lugar de causar la más terrible de las destrucciones empezaron a brotar los buenos sentimientos. Quizás haya miradas que nunca se crucen, pero yo estoy convencido que es porque están mirando hacia el mismo lugar. Como microhistoria del inicio de una relación virtual quizás el relato se queda un poco pobre, pero que se puede decir en estos casos. Las cosas en la vida no son siempre fáciles y a menudo para llegar a un lugar, has de recorrer un camino tortuoso, y doy las gracias por haber llegado al blog de Janet, ahora, en este preciso momento, dónde los caminos no tienen final y están pavimentados con baldosas amarillas. Yo quiero seguir su camino y acompañarla, y puede que nos encontramos a algún león cobarde o a algún hombre de hojalata que busque un corazón, pero ¿Quién puede culpar a nadie por perseguir un sueño? Yo no voy a a haceros ninguna promesa que no pueda cumplir, ni a vosotros ni a Janet. Ella nunca me las hizo. No os voy a decir que vais a encontrar allí las respuestas que buscáis, si es que tenéis preguntas que hacer, pero si significa algo para vosotros, yo me quedaría con ella tomándome la penúltima, ya sea en algún pueblo con mar, o en algún blog perdido de carretera…

https://janetfreya.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s