Te odio

Te odio.

Y esta vez el tópico es más cierto que nunca. Si te odio es por mi, no por ti.

Te odio porque adoro  tu piel, y porque desconozco su tacto.

Te odio porque se quien eres aunque tratas de esconderte.

Te odio, y es lo que más me duele, porque a veces de tanto odiarte se me escapa quererte, y entonces me odio a mi mismo por no saber tenerte.

Y así es la historia, así se escribe cada vez con renglones más torcidos. Me quedan las palabras y los silencios, la complicidad en la ausencia y la satisfacción de la calma que queda tras los terremotos.

Te odio de tanto amarte, incomprendido y en silencio, delante de una pantalla, con tu voz retumbándome por dentro, sintiendo como me desgarra, dándome cuenta que cada día me hago más pequeño.

Y así es la vida, así va pasando, día tras día, sin tenernos.

Te odio como te siento perfecta en mi pecado y en lo más sagrado, con las cartas encima de la mesa, a tumba abierta y a corazón roto, pero abierto de par en par como las ventanas para que entre el viento y se me lleven los recuerdos…a pedazos…cansado de sentir ese anhelo…

Y por eso te odio, como mecanismo de defensa, porque se que más yo ya no puedo… Me resigno ante el jaque mate.

Y me odiaré siempre por ello, pero sobretodo, porque no se como demonios voy a aprender a dejar de amarte…

Anuncios

2 thoughts on “Te odio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s