Tiempos Modernos

Deberá ser el lector el que juzgue si 35 años son muchos o pocos. De manera objetiva, por lo menos, he cubierto con creces el primer tercio de mi vida, siendo optimista, o he llegado al ecuador siendo menos optimista. De cualquier manera, además de que todos llevamos una tarjetita en la cartera que pone donde y cuando nacimos la edad de las personas, al menos la mental va en correspondencia con las experiencias que le ha tocado vivir a cada uno. Teniendo lo dicho de base, tengo la sensación de que cada vez maduramos más tarde. Pienso en mis padres y en como con veintipocos años ya habían emigrado y fundado una familia con tres hijos y adquirido una propiedad. Pienso en que antes con 20 años una mujer era una mujer y ahora, por norma general, una mujer a los 20 todavía está saliendo del cascarón. Yo con 35 no me podría comparar con el hombre que era mi padre a los 25 y pienso en chicos que conozco que con 20 no se podrían comparar conmigo cuando tenía 20. No se si es que nos hacemos más tantos o más irresponsables. Se que la situación actual hace que los jóvenes no tengan las posibilidades que tuvo mi generación en ciertos aspectos. Formamos a jóvenes como grandes profesionales en los campos que eligen  pero nos olvidamos de ellos en su formación como personas y mentes pensantes. La lectura ha quedado minimizada y sustituida casi en su totalidad por lo audiovisual y blogs como este no pasan a ser una mera anécdota. Vivimos en la era de Facebook y Twitter. La era de los voyeurs que en vez de mirar por la mirilla de casa fisgonean tu perfil. Vivimos la era en que lo más transcendental queda reducido a 140 caracteres.  Pienso no ya en mi padre, que no entiende nada de lo que está pasando y es feliz en su sillón viendo Canal Sur por la antena parabólica en una TV de última generación, sino en mis abuelos. ¿Cual sería su reacción si vivieran la realidad de nuestros días? ¿Qué pensarían de Internet? ¿Qué pensarían si descubrieran si vivieran que un siglo después de que nacieran la gente sigue siendo esclava, pero con distintos dueños…?

Anuncios

4 thoughts on “Tiempos Modernos

  1. Conozco y tengo relación con alguna mujer de ochenta años que tiene blog, cuenta en Facebook y acaba de participar en una sesión de experimentación con la hierba sagrada ayahuasca, que es un potente alucinógeno. Puedo hablar con ella exactamente como hablo contigo y en algún momento he percibido un intento de seducción hacia mí por su parte. Quiero decir que las edades son muy relativas. Hay jóvenes que son viejos a los veinte años. Y viejos que son jóvenes. Quizás no sea lo normal pero existe. Y, sin duda, antes se maduraba más temprano. Tratamos a los niños como si fueran imbéciles e inmaduros a una edad que ya tenían que tener madurez. Y los jóvenes quieren prolongar la adolescencia hasta los cuarenta años como tú. La verdadera entrada en la adultez sucede cuando se tienen hijos. Es el hilo divisorio. Pero eso cada vez es más raro. La mayoría de mis exalumnos no tienen hijos o los han tenido bastante mayores. Algunos rechazan tajantemente ser padres, otros no han podido por circunstancias tal y cual, no tener pareja, no tener trabajo estable, etc. La sociedad ciertamente ha desarrollado nuevas generaciones que son inestables e inmaduras, apegadas fuertemente al placer.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy de acuerdo en la mayoría de lo que dices, pero no cuando dices que la entrada en la adultez la marca el tener hijos. No estoy nada de acuerdo. La mayoría de mis amigos están en proceso procreativo y hay bastantes a los que no considero adultos. Yo no tengo ni me apetece tener hijos, y no por ello me veo menos adulto. En mi caso creo que entré en la edad adulta abruptamente cuando falleció mi madre y tuve que asumir una serie de responsabilidades que hasta la fecha me eran ajenas. Puedo entender que tener a alguien que depende de ti cambia tu punto de mira, pero no creo que suponga el hito que separa la madurez de la adolescencia/juventud.

      Me gusta

  2. Sé que nunca aceptarás mi punto de vista, sé que no lo puedes aceptar, sé que no debes aceptarlo porque sería ponerte en cuestión. La verdadera razón de no querer tener hijos en la inmensa mayoría de los caso es puramente egoísta, pero sé que habrá legión de disidentes de mi opinión. Es posible que si lo publico en FB tenga una lluvia de cuchillos sobre mí… pero qué bien se vive sin hijos, sin que nadie contraríe tus planes, tus salidas, tus cenitas, sin tenerle que buscar una escuela, ni llevarlo al pediatra quinientas veces hasta los ocho años, sin tenerle que buscar papillas enriquecidas, sin sufrir el dolor de verlo crecer, el dolor y el gozo. Es una experiencia que es difícil de entender para el que está fuera. Es como explicar a alguien lo que se siente orbitando la luna. Si no está dentro de la nave no lo entenderá nunca. O explicar qué es estar enamorado. Hay que vivirlo dentro. Y estar en un paritorio y ver salir a tu hijo de su madre es algo que marca, ya lo creo que marca, y que ese ser sea tuyo hasta las últimas consecuencias y que luego te abandonará y seguirá su camino al margen tuyo, y que es posible que termine desearte asesinar por aquello de matar al padre para seguir creciendo. Sé que no defiendo algo sea fácilmente asumible por quien ha elegido no complicarse la vida. Hay tantas cosas que hacer… y tan poco tiempo. Pero en este blog hay libertad de expresión y la uso aunque no guste lo que diga. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Como bien dices, no comparto tu punto de vista. Es evidente que si no he pasado por una experiencia, no puedo saber, como tú, que si la has vivido, todo lo que conlleva, pero mi objeción no era esa, sino que apuntabas la paternidad como el paso a la adultez. Entiendo la vida de sufrimiento que conlleva ser padre. Lo veo en mis amigos y el efecto que ha tenido esto hasta en su propio físico. Pero por otro lado veo que yo he sufrido un infarto, y gran parte de culpa la tuvo la soledad. La soledad, en contraposición a la paternidad también es muy dura. Si, tienes libertad para hacer muchas cosas como indicas, pero a menudo, aún estando acompañado, te aplasta de una manera que te hace madurar quieras o no… Y si es que no ya viene la vida y te pone en su sitio. Sobre tu derecho a disentir en este foro, no sólo tienes derecho, sino que es deseable, y cuanto más políticamente incorrectas sean tus opiniones, mejor!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s