El Viento A Favor

Hay días buenos, hay días normales, hay días malos y luego hay días como el de hoy. Y lo malo es que uno no elige cuando toca una cosa o la otra, ni en que momento lo que parece una balsa de aceite va a pasar a ser la más terrible de las tempestades. Con el tiempo uno va adquiriendo la templanza suficiente como para afrontar ciertas situaciones que la vida nos plantea, pero hay veces que la situación nos puede y dan ganas de arrojar la toalla. Últimamente estoy muy cansado y a pesar de que hago todo lo que puedo para encontrar la calma siento que a veces la vida me supera. Supongo que será cuestión de esperar que haya justicia poética y esperar que sople el viento a favor…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s