Noches reversibles

Siempre he sido nocturno y lunero, pero ahora mismo estoy desentrenado para el trasiego de los bares de copas y otros antros de diferente reputación. He de reconocer que los garitos de noche siempre me han fascinado, desde un punto de vista casi antropológico, aunque nunca se me haya dado bien sacar provecho carnal de mis escarceos noctámbulos. Siempre que salgo me pasa lo mismo. Llego al lugar y me quedo embobado por el escenario, y casi siempre, por alguna chica de buen ver que habite el lugar. Luego, entro en situación y con una probabilidad del 90% empiezo a ponerme quisquilloso con el DJ. Me tomo una copa, y empiezo a cabrearme de verdad con el DJ. Me tomo otra copa. Constato que soy invisible para el público femenino del local. Odio a muerte al DJ. Me tomo otra copa. Me levanto como puedo y me voy a decirle algo a la chica que me ha llamado la atención. Cuando llego delante de ella me doy cuenta que está acompañada por un mazas 2mx2m. Me doy media vuelta y me pido otra copa. El DJ pone el único tema decente de la noche, y yo lo aprovecho para darlo todo, incluso haciendo algo que en mi imaginación es un excelso “solo” de Air Guitar, y que en la realidad se asemeja más a los movimientos sincopados de un simio cojo. En la exhibición de virtuosismo guitarrero le tiro la copa a una chica con novio de barrio marginal. Salgo huyendo y pillo un taxi al que le doy 20 Euros por salir huyendo picando embrague…

En fin, que viendo mis habilidades nocturnas casi que me quedo en casa con la mantita viendo una serie…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s